Una encuesta reciente llevada a cabo entre más de 8.860 adultos realizada en Europa reveló que la estenosis aórtica es el problema cardíaco menos conocido entre personas mayores de 60 años. Solo el 7 % de los encuestados sabe qué es la estenosis aórtica, la forma más común de valvulopatía. Aunque el conocimiento aumenta con la edad, el 30 % de los encuestados de más de 65 años afirma no saber nada acerca de valvulopatías cardíacas.

Normalmente, la valvulopatía cardíaca solo se diagnostica si el paciente acude al médico para realizarse chequeos regulares o por algún otro problema.

La gravedad de la valvulopatía, combinada con el hecho de que los síntomas son difíciles de detectar o se consideran una parte normal del envejecimiento, hace que esta falta de concienciación pueda tener consecuencias problemáticas o peligrosas.

De ahí la importancia del Día Europeo de Concienciación sobre las Valvulopatías, no solo para concienciar sobre la enfermedad, sino también para que la población conozca mejor los síntomas y los afectados soliciten la ayuda que necesitan a tiempo. También es importante que los profesionales sanitarios realicen a sus pacientes, especialmente si son mayores de 65 años, exploraciones regulares con el estetoscopio, ya que estas son vitales para detectar la enfermedad.

Anote en su calendario el 8 de septiembre de 2018, Día Europeo de Concienciación sobre la Valvulopatía, y participe difundiendo información sobre esta enfermedad.

Si desea más información visite la web de  AEPOVAC